domingo, noviembre 12, 2006

When I See You Smile...

Me han roto el corazón mil veces... el amor me ha traicionado tantas veces... Comienzo a pensar que el amor no es para mí... ¿Quién no ha pensado en esto? ¿Quién no ha pasado por aquí? Es un triste camino que todos conocemos... Pero lo interesante es que podemos durar mucho tiempo con esta actitud y mentalidad de nadie me quiere hasta que, de la nada, te vuelves a enamorar... ¿A qué me refiero? A que podemos hablar pestes del amor pero solo basta una mirada para quedar enamorado otravez. Poco a poco comienzan los ya tan conocidos síntomas del amor (eso de soñar con esa persona, de temblar cuando estas con ella, ponerte medio tonto, lo de siempre =/) y poco a poco te vas dando cuenta que tu amor va creciendo y comienzas a ver la vida de una manera diferente. De repente eres la persona mas feliz del mundo, todo te sale bien, pierdes la habilidad de hacer las cosas mal...

Y al principio es difícil hablar con esta personita, por alguna razón no puedes controlar tus sentimientos y no sabes ni como hacerle para hacerte el interesante, como invitarla a salir, de pronto lo que parecía fácil de hacer ahora es lo mas complicado de realizar. Y mientras cada canción cursi de amor se identifica contigo y las lágrimas salen como estrellas en el cielo cuando vez películas románticas te das cuenta de que el amor te ha atrapado y que ya no puedes hacer nada al respecto. Una vez que caes en el amor no hay manera de controlarlo, es vivirlo o dejarlo morir, no hay de otra...

Y es aquí donde las cosas funcionan o nó, cuando la otra persona te da un sí o un no, donde se vuelve realidad o termina en un muy mal sueño, y si tu eres de mi tipo, eres el tipo de personas que siempre termina quedándose con la rosa en la mano, las ilusiones en la mochila y con el carro lleno de gasolina (super mega queee con mi analogía =/), pero es así con el amor, a veces se pierde y a veces se gana, así de simple, todo se reduce a un sí o un no... Pero aunque contínuamente me quede con el no, no puedo negar el hecho de que en el proceso de enamorarme suceden tantas cosas mágicas que vale la pena volver a caer en el amor, aunque sea solamente yo el que escuche música de fondo cuando esté con esa persona, aunque sea solamente yo el que vea lo que podría pasar cuando la otra persona solamente me ve a mí, cuando yo vea un bosque lleno de animalitos y ríos y conejitos, y ella solo me vea sentado en el carro esperando la orden del carl's jr...

2 Comentarios:

Angelito dijo...

Ah.. tienes razón.. aunque el amor es un subibaja de emociones, y muchas veces te hace sufrir, por todo lo bueno, vale la pena..

Marcelita dijo...

Wow.. no lo podría haber dicho mejor... Creo que yo soy de esas ilusas, y he renunciado al amor tantas veces, pero no puedo evitarlo, siempre vuelvo a él..