martes, septiembre 05, 2006

We All Do...

A lo largo de nuestras vidas siempre nos han enseñado que las cosas materiales vienen y van, que lo material no importa mientras nos encontremos con salud y con amor a nuestro alrededor. Pero también es cierto que todos tenemos algo material al que queremos tanto como si fuera un objeto vivo capaz de sentir y de tener vida propia. Y muchas veces este objeto suele ser algo tan pequeño e indefenso como, en mi caso, mi colección de Kinder Sorpresa, o mi ya conocida devoción por la caja edición limitada de Halo 2…

Y es que es natural el hecho de que nos encontremos con un objeto que nos provoque ser tan feliz (ya sea un dulce, un libro, un oso de peluche o una cobija) que por un momento de angustia este objeto inanimado nos levante una sonrisa del rostro, y cuando ya no esté a nuestro lado, lo demos un poco de nuestro tiempo para recordar y suspirar sobre aquella bella época en la que solíamos ir a todos lados con nuestro pequeño hijo que siempre estaba ahí para nosotros, y aunque no hablara mucho, funcionaba tal como una bic (si, porque bic no sabe fallar).

2 Comentarios:

Angelito dijo...

Ya sé! Te iba a empezar a mencionar las cosas que me arrancan una sonrisa pero creo que son demasiadas así que solamente diré que comparto tus sentimientos. Fin :)

andReaaaa=) dijo...

haha exacToooooo =|..
todos tenemos algo artificiaaaL qe amamos.. i qe jamas qerriamos dejaaaR..!

tiene srazooon haha i qe mejor qe mi foto del brilliToo para esoo noo? hahahaha
t qieRoo mensooo=)
sigueme extraniandoo hahah qoieno =$.. hahah baeeeee♥
::m'a=]