lunes, enero 29, 2007

Lo Que Es Ser Un Estudiambre...

Hoy me desperté y no tenía nada en el refrigerador, literalmente nada. Como es de saberse yo y la cocina no funcionamos; para que sepan que tan nefasto soy en la cocina, en mi historial como cocinero tengo: Sopas Marushan quemadas (por alguna extraña razón se me olvida ponerles agua), estufas prendidas por horas (ya que se me olvida apagarlas) y hasta ahora nunca he podido cocinar un huevo sin que se me queme. ¿Qué aprendimos? Hay habilidades con las que naces y hay habilidades con las que no.

Después de durar literalmente horas tratando de pensar qué es lo que podía comer sin quemar la casa opté por una descabellada idea: Una sopa Campbells con carne asada. Fácil, ¿no? pues para mí no. Lo bueno es que todo lo podía meter al microondas, excepto por la carne (obviamente, no estoy tan ignorante). Después de ir a 3 lugares a comprar lo que bien pude haber comprado en una, preparé el sartén para la carne, misma que también preparé con todos los condimentos que encontré (lo cual resultó una pésima idea por el hecho de que la carne me supo a mil cosas). Así que primero metí la sopa al micro. Claro, la metí después de luchar con la lata porque el abre fácil se rompió y mi abre latas no sirve. Después de media hora pude abrirla con un cuchillo, aunque la dejé sin la mitad de su agua por los bruscos movimientos que tuve que realizar para poder abrir la lata con el cuchillo de punta redonda. Así que con la camiseta y toda la barra mojada por el agua de la sopa ya estaba listo para meter la sopa al micro. Mientras se calentaba la sopa preparé los frijoles (si por preparar se entiende que saqué los frijoles de la lata y los puse en un plato) y también me dispuse a asar la carne.

Después de sacar la sopa del micro me di cuenta de que mi plato era muy pequeño y tuve que cambiar de plato (y todo porque quería ponerle un hielo para que se enfriara. Sí, caliento la sopa para ponerle hielo.) Luego de esto metí los frijoles al micro, mismos que mancharon todo el micro porque como que explotaron o algo así, pero lo bueno es que de todo lo que comí, los frijoles fue lo mas caliente =/

Por estar lidiando con el microondas, la carne se me quemó... Parecía carne seca... Puse la carne en un plato y después de poner la mesa me di cuenta de que tenía un plato para la carne y otro para los frijoles... Así que usé 2 platos para la sopa y 2 para lo que pudo haber estado en uno solo. ¿Y la bebida? Se me olvidó. Pero el limón que compré le agregó un poco de felicidad a mi vida (y a mi trozo de carne quemada) =/

Hay cosas por las que tenemos que esforzarnos para ser mejores, pero hay otras cosas para las cuales no somos buenos. Es como cuando eres naturalmente chaparro: no puedes hacer mucho por cambiarlo. Son de esas cosas que tienes que aceptar y aprender a lidiar con ellas... Por eso he decidido no cocinar más, he aprendido que es demasiado peligroso para mí y mi alrededor. Solo me prepararé cosas que no tengan que ver con fuego, microondas o cosas filosas. Así que cuando esté solo mejor iré a un restaurant o simplemente a los tacos que nunca se rajan, ya que ahí nunca se les quema la carne...

6 Comentarios:

Angelito dijo...

Jaja Ay Esteban! De verdad es que me hiciste reir! No puedo creer que hayas pasado por todo eso.. y se me hizo chistoso sobre todo lo de los platos que ensuciaste.. jeje no worries, algún día te ayudaré, ya aprenderás!

Isaura dijo...

En lo dicho Esteban, yo te sugiero que le eches ganas a la escuela o te cases chavo para asegurar tu supervivencia. Bueno, siempre está el recurso de las gorditas, pizzas, tacos y todo eso, igual y no es tan necesario lo de casarse...

fmop dijo...

Ya lo escribió Antoine de Saint-Éxupery: "El hombre se descubre cuando se mide con un obstáculo".

Estella dijo...

Yo creo que o te casas joven para que alguien te alimente bien, o terminarás obeso de tanta comida rápida... Saludos hasta ensenada!

Natalia Flores dijo...

Mmmm, yo no estoy muy de acuerdo con esos comentarios de "cásate para que no te mueras de hambre", es como un equivalente de "mujeres a la cocina", no? y ps no, a una también le gustaría que el hombre se luciera haciendo deliciosos platillos. Como yo tampoco soy muy buena para la cocina, pero he sobrevivido sola sin comprar comida rápida, mi consejo es que te compres un recetario de esos de Bimbo que te explican de-ta-lla-da-men-te cómo preparar un sándwich y cositas así. Una vez que domines eso, puedes avanzar a platillos más complejos y, quién sabe? en una de esas hasta te nos conviertes en chef =P Saluditos.

Marcelita dijo...

Cada quien es bueno para algo no? Es uno de mis consuelos, jaja, luego te ayudaré a cocinar algo, y tu me ayudaras con mi blog ;)